Lisbon Bar Show

Lisbon Bar Show, dos años después

En 2017 visitamos por primera vez el certamen de coctelería Lisbon Bar Show y os lo contamos aquí. Este mes de mayo volvimos a este certamen.

¿Por qué hemos vuelto?

Las razones pueden muy bien ser las mismas que en la pasada visita:

  • Ver a muchos clientes que luego acudirán a Imbibe Live (julio) y Bar Convent Berlín (octubre)
  • Tener reuniones con nuevos clientes que han manifestado su interés en acudir a otras ferias del sector que nosotros también promocionamos.
  • Ver cómo va la participación en esta feria, ¿más o menos stand de diseño? ¿Mejora o empeora el modular? Pueden parecer consideraciones tontas, pero muchas veces te pueden decir si una feria va hacia arriba o hacia abajo.
  • Ver si ha cambiado el tipo de visitante mayoritario que va a esta feria. En la pasada edición creímos ver mucho estudiante, ¿habrá mejorado el perfil del visitante de la feria?
  • Respirar el “feeling” general de este evento.

Esta vez no somos novatos, sino “curtidos” visitantes de ferias de la competencia y, con todo lo que hemos aprendido estos dos años ¿cómo vemos Lisbon Bar Show?

Ubicación

Soy una enamorada de Lisboa y cualquier feria que me pongan en mayo en Lisboa tiene toda mi simpatía y visto bueno previo. Si tengo que elegir entre ir a Prowein en Dusseldorf en marzo o a Lisbon Bar Show en Lisboa en mayo, pues…

Seguimos con los amores, Convento do Beato es un sitio alucinante para celebrar una feria de este tipo, 100% lisboeta, mucho estilo y la mezcla de lo nuevo y lo antiguo funciona tan bien en Lisboa como la mezcla de lo nuevo y lo industrial en Berlín.

Dicho esto, el recinto es asfixiante. Ya en 2017 pasamos calor y, por lo que me comentaron los expositores, en 2018 también y ya es tradición tener un sol de justicia en Lisboa durante la celebración de Lisbon Bar Show. El recinto sigue sin estar preparado para el calor, siguen los mismos ventiladores en el claustro acristalado del convento (esta vez cuatro en lugar de dos), pero la feria ha crecido y ahora hay empresas exponiendo en la planta superior y no pude entrar en esa zona, porque todo el calor acumulado en la cristalera subía al primer piso, donde no había ningún tipo de ventilación y ya desde la puerta te echaba para atrás el aire caliente que había en esta zona-sauna (denominativo mío 100%).

La entrada al recinto sigue siendo igual de mala. En Lisboa asumes el empedrado en las aceras, pero esto es pasar por un terrenal no recomendable con tacones.

Organización

Iba un poco de morros al principio, porque la compra anticipada de entradas sigue estando restringida a tarjetas MultiBanco (ya nos pasó antes) y eso hace que el visitante internacional no pueda adquirir su entrada con anticipación de forma fácil. (Cuando pides por email más información para adquirir tu entrada te dan los datos para realizar una transferencia, pero creo que esta opción debería aparecer en la web, al menos en la parte en inglés.) Pero este año la entrada en el recinto fue infinitamente más fácil, mi nombre aparecía en el listado y no tardé ni cinco minutos en entrar. La “ventanilla” de registro sigue siendo cutre, una mesa con toldo en la entrada del recinto.

El precio de la entrada no ha cambiado en tres años, pero creo que el perfil del visitante es más profesional, es la impresión que me dieron las personas que vi en el recinto. Me parece que hay mejores marcas y con mejores espacios, lo que significa que es una feria que funciona bien para los expositores y eso (que expositores y visitantes estén contentos) es lo más importante.

Una consideración práctica, teniendo en cuenta el calor que hacía en todo el recinto: no había agua. En Bar Convent Berlin, hay muchas neveras con botellas de agua con y sin gas gratuitas para que expositores y visitantes puedan beber agua. En Imbibe Live también hay un stand central donde te dan toda el agua que necesites y dejan una botella en cada stand por la mañana. En un lugar con tanto alcohol, que da muchísima sed, es vital. Si reúnes en un recinto mucho calor, todo el alcohol del mundo y nada de agua… En fin, no me quedé al cierre de la feria, pero es una mezcla muy mala. Por mucho que sean profesionales los que acuden a este tipo de evento.

Conclusiones

Dicho todo esto, ¿cuál es mi conclusión y mi opinión sobre este certamen? Personalmente creo que Lisbon Bar Show tiene potencial de convertirse en un gran certamen: su ubicación en Lisboa —una ciudad con buenas conexiones aéreas con toda Europa—, las fechas (mayo es un mes perfecto para Lisboa), las empresas que ya reúne… hacen que lo tenga todo para ser el mayor certamen de coctelería en la península. Pero sinceramente creo que para que esto ocurra tiene que dejar este recinto. Convento do Beato tiene mucho encanto, pero este certamen se merece un lugar más accesible y cómodo para visitantes y expositores. No se puede tener un certamen importante con un pabellón en el que no se pueda entrar por el calor, ni que su entrada sea atravesando un solar…

Entiendo que es un cambio que da miedo, pero a veces es necesario moverse no sólo por avanzar, sino por mantenerse como el gran certamen que ya es Lisbon Bar Show.

Últimos Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.