revisor we need you

La (incomprendida) tarea del revisor

Muchos de nuestros clientes al encargar una traducción exigen que no se haga una posterior revisión. Total, si el traductor es profesional y su idioma nativo es el idioma de destino… ¿para qué se necesita un revisor?

La tarea del revisor es una de las más incomprendidas. Cuando estaba de vacaciones vi un plano con ciertos anuncios de establecimientos (en su mayoría restaurantes). Al leer los textos me di cuenta de que nadie había revisado lo que ponía allí. Acabé emocionándome con el plano: era como una sopa de letras, encontraba un fallo en cada párrafo… Tengo el plano en casa para enseñarlo a cualquiera que dude de la importancia de revisar los textos una vez escritos. En fin, dejo de escribir y que las imágenes de los anuncios del plano de Cádiz hablen por si solos.

amplia ???

¿Amplia qué?

 

Obviamente en este ejemplo nadie vio el texto en su versión final para impresión…

Tártar en lugar de tartar, texto para corrección de un revisor

¿tártar o tartar?

Aquí sobra un acento. Lo lleva en tártaro, pero no en tartar, que es una palabra aguda.

Cathredral

¿Cathredral o Cathedral?

Y son tan flagrantes que incluyo también fallos del inglés, MUY VISIBLES, como Cathredral… También añado que la frase en español yo le daría una vuelta, porque no queda claro de quién son las carnes ibéricas… Pero en este post vamos a lo muy visible.

tradición

¿Tradición o tradition?

MUY llamativo. Tradición (aquí su acento súper bien puesto), pero en un texto en inglés… Una vez más un fallo muy básico y fácilmente evitable.

área o area

¿área o area?

Y otro acento, estupendo si no fuera porque el texto está en inglés…

Os prometo que todos estos errores son del mismo plano. Con un buen corrector todo esto se hubiera evitado. De hecho, los fallos que os marco son tan claros, que a lo mejor lo podría haber resuelto el propio escritor siguiendo estos sencillos consejos:

  1. Ser humilde, a todos nos puede pasar que escribamos algo mal (no es el fin del mundo). El primer paso para ver tus propios fallos es admitir que quizás los hayas cometido.
  2. Pasar el texto por un corrector ortográfico. En estos textos el mismo del Word nos valdría.
  3. Volver a leerlo después, preferiblemente con un día al menos de intervalo. Recomiendo imprimirlo, lo ves con más lejanía y te permite detectar mejor los posibles fallos.
  4. Dudar de todo. El mejor traductor y corrector es aquel que duda y comprueba.
  5. Pedir a otra persona que lo lea. Muchas veces estás tan inmerso en tu texto que no ves los fallos.
  6. Ver el modelo final de artes gráficas antes de su impresión y con este archivo, imprimirlo y volver a leerlo.

La próxima vez que un cliente nos diga: “no hace falta revisor” le pasaremos estos textos… una cosa son los documentos de uso interno dentro de la empresa (lo conveniente es que estén bien escritos, pero vale…) y otra los públicos… donde nuestro texto es nuestra imagen y fallos como estos la pueden dañar. Espero que los ejemplos y consejos os ayuden a mejorar vuestros textos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s