La FIL: libros para el mundo hispanohablante

Con el cambio de año parece que fue hace una eternidad, pero no llega al mes. Del 29 de noviembre al 7 de diciembre tuvo lugar la feria del libro de Guadalajara, en México. Es la mayor cita del mercado editorial hispanohablante y desde aquí nos gustaría comentar alguna cosilla de cómo fue la feria.

La FIL, como se la conoce, es la gran fiesta del libro en castellano. Allí se reúnen editoriales de todo el mundo (en esta edición participaron 1932 editoriales de 43 países), principalmente de países hispanohablantes, tiene días profesionales y días abiertos al público general. Es un evento de celebración de las letras, asisten muchos escritores, se celebran muchos seminarios, hay ponencias de expertos del sector… En líneas generales, lo describiría más como un evento público y no profesional, lo que no quiere decir que no existan grandes oportunidades de negocio para las empresas que exponen en la feria al margen de vender ejemplares, por supuesto. Pero es un hecho que el número de agentes literarios y de editoriales en la zona business se ha mantenido o reducido, mientras que las editoriales en la zona abierta al público han visto cómo aumentaban la venta de ejemplares en comparación con ediciones pasadas.

Un dato notable de este año es el aumento de público joven. Los jóvenes cada vez leen más libro juvenil y fantástico y esto ha hecho cambiar la demografía del lector tipo hispanohablante. Las ventas de ejemplares de este tipo de libro aumentaron de forma muy notable comparado con años anteriores.

Muchas veces se ha considerado que la FIL es una puerta de entrada al mercado anglosajón, donde cada vez más población tiene español como lengua materna. Esto no es realmente así. Se nota la poca presencia de editoriales nortamericanas en este evento. Además, los norteamericanos hijos de inmigrantes de México o Sudamérica entienden y hablan español, pero están acostumbrados a leer en inglés, porque en el colegio, la universidad, etc. han leído en inglés. Es verdad que algunas editoriales norteamericanas compran derechos de traducción al inglés de libros procedentes de México, Sudamérica, España… pensando en este tipo de lector, pero3 normalmente se fijan en la capacidad de ventas de una obra y son pocas las que se traducen al inglés, especialmente en obra de ficción. Por ello, creo que es más fácil para los títulos en castellano hacerse hueco en el mercado británico y, una vez mostrada allí su capacidad de venta, saltar a Estados Unidos.

La FIL es una gran feria y puede abrir muchas puertas para introducir una editorial española en Sudamérica y México pero no es una feria de venta de derechos, campo en lo que destacan principalmente nuestra querida feria del libro de Londres y Frankfurt.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s