El dilema de la base de datos o cómo encontrar el punto de equilibrio


Últimamente estoy pensando mucho en bases de datos. A un nivel de simple usuaria, obviamente.

Ya estoy haciendo varios mailings, y me vienen correos devueltos, otros contactos que piden no recibir más información y veo la necesidad de seguir actualizando los datos que tengo. A la vez, hay que tener en cuenta que hay gente que no quiere recibir más información y aunque vuelva a encontrarme sus datos, quiero respectar su deseo. También hay emails que no se abren, ¿hasta qué punto les debo seguir enviando información a esas empresas? ¿Dónde pongo el límite? ¿Debo incluir en mis datos la última fecha en que abrieron un correo? Creo que sí.


De aquí, me sigo planteando cuestiones: cuanto más especifico la información disponible, tengo más posibilidades de hacer un mailing preciso a un tipo muy delimitado de cliente potencial. Por otro lado, y esto porque he trabajado con bases de datos toda mi vida, he de reconocer que si se me exigen mil campos dentro de un formulario hay muchas más posibilidades de que no rellene ningún campo. Y esto es otro tema que me espanta, las miles de tablitas Excel con información para un mailing específico pero sin relacionar ni con la base de datos general ni con el resultado post mailing. Lo que hace que tu segundo mailing tenga el mismo éxito que el primero.

La búsqueda sobre Bases de Datos

No sé si os encontráis con estos problemas en vuestro trabajo diario. Pues bien, un día con mucho insomnio me puse a investigar en la red (que es maravillosa, hay muchísima información sobre casi cualquier cosa) sobre bases de datos, a ver qué encontraba.

Lo primero que me llamó la atención fueron los tipos de bases de datos, tal y como se describen en este enlace.
 

Me imaginaba que había varios tipos, pero no sabía de tanta variedad, la verdad. Bueno, decidí que el tema me interesaba muchísimo y que mi tipo de base de datos es la base de datos relacional.

Después leí este artículo sobre la importancia de la buena segmentación y pensé: “¡Claro que sí, esto es vital!” Pero luego, conociéndome reconocí “¿Hay muchas posibilidades que yo haga un estudio tan pormenorizado de todos los mailings que envíe?” y desgraciadamente he de reconocer que no, que tengo que simplificar si quiero hacer algo de trabajo post mailing.

Había visto este link antes y decidí leerlo sobre las nuevas bases de datos y cómo ahora se consideran superadas por otro tipo de base de datos. Cuando llegué a este punto pensé que lo mío era lo relacional de toda la vida y que tenía que ver cómo hacía una base de datos en Access, que seguramente era tan sencillo como las tablitas Excel. 
Y así llegué a este tutorial. Personalmente de este vídeo me mareael movimiento de la pantalla, y, unido a que no tengo muy claro cómo unen luego las distintas tablas, pues he llegado a la conclusión de que Access no es tan sencillo.

Conclusión

¿Y a qué me lleva esto? Pues he tomado varias decisiones:

  • Sigo con la base de datos que tenía hasta ahora.
  • Con el tiempo necesitaré una base de datos propia. En ese momento tendré que hablar con un informático, para que me la monte, porque no me veo con capacidad de hacerla yo, por muy simple que me parezca mi base de datos después de todo lo que he leído sobre el tema (este punto me duele especialmente, no me gusta no poder hacer algo).
  • Para muchas de las preguntas del principio, he tomado varias decisiones. Si un email viene devuelto, borraré el dato de la empresa de la base y tras cinco emails sin leer borraré también los datos de la empresa de la base. Los que nunca borraré serán los que no quieren recibir mis emails y en el campo email pondré “no email” para que encuentre los datos donde los encuentre, nunca volver a contactarles respetando sus deseos.

Pero ya veis que estoy muy pez en este campo. ¿Cuál es vuestra experiencia con la base de datos y cómo manejáis las cuestiones que me preocupan? Cualquier idea o sugerencia será muy bien recibida.

Un tema personal

Aparte quería comentaros un tema personal. Dentro de poco (principios de enero) nacerá mi hija Clara. Estamos muy emocionados, pero como es la segunda, sabemos que los primeros días son frenéticos y no da tiempo a nada. Por ello, aunque intentaré ponerme con el blog lo antes posible, sé que va a haber un parón, que espero sea corto. Os lo digo para que no os extrañe la ausencia de posts durante algunos días, volveremos lo antes posible a la carga con más material y más ganas.

¡Feliz entrada de año!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s