La comunicación en la feria

Hoy quería hablaros de un factor clave y que muchas veces no se tiene en cuenta: la comunicación en la feria.
Para mí, las ferias son un canal de comunicación excepcional. Las ferias profesionales reúnen a vendedores y compradores interesados en estos productos. Los vendedores conocen a clientes potenciales en tres o cuatro días, un trabajo que sin feria podrían realizar, pero les llevaría más tiempo. Los compradores pueden ver varias empresas que fabrican los productos que están buscando y solicitar presupuesto de los mismos, lo que facilitará su decisión de compra. Es decir, en las ferias se hacen dos cosas: comunicar y ahorrar tiempo.


Es verdad que actualmente, estamos rodeados por canales de comunicación, no nos separamos de nuestro móvil (ahora que tengo un smartphone, no concibo la vida sin conexión a internet en mi móvil), consultamos blogs, recibimos emails, vemos páginas webs y seguimos utilizando los medios de comunicación tradicionales, como los periódicos, la televisión, los folletos, las cartas, las ferias…

La gran oferta de canales, el afán por estar en todos lados, está haciendo que la comunicación, el mensaje en si mismo esté perdiendo importancia o, mejor dicho, se dedique menos tiempo a su elaboración.

Creo que el menor cuidado en la comunicación es general, pero me voy a centrar en la comunicación en las ferias. 

Como ya he dicho en anteriores ocasiones, es vital antes de ir a una feria saber cuáles son los objetivos de la empresa en esta feria en concreto: reforzar su imagen, apoyar a sus distribuidores, vender sus productos, lanzar un nuevo producto, afianzar un mercado, empezar a exportar a un mercado, etc. Hay veces que se tienen varios objetivos, pero siempre hay algunos que son más importantes que los demás. Definirlos claramente es fundamental para conseguir alcanzarlos.

Una vez definidos estos objetivos, lanzamos nuestra campaña pre-feria en la que definiremos qué acciones vamos a implementar para conseguir estos objetivos.

Voy a dar un ejemplo. Si el objetivo es el lanzamiento de un nuevo producto, tendremos que contar con el equipo encargado del diseño del nuevo producto en todo momento. Tendrán que explicar antes de la feria al personal de ventas en qué consiste el producto y cómo funciona, tendrá que asistir alguien del departamento a la feria a fin de explicar cuestiones técnicas a los visitantes interesados y supervisarán toda la literatura sobre el producto que se lleva a la feria para que sea correcta y clara. 

En este apartado, tanto con nuevos productos como productos ya existentes se debe cuidar la información que se lleva a la feria. Por favor, no hagáis como yo, que acabé en una feria de turismo de Malasia (país musulmán) con varias cajas de folletos del camino de Santiago.

Aparte, hay que cuidar que se tiene información en el idioma del país. Es absurdo querer exportar a Rusia y no traducir al ruso la información sobre tus productos. En el stand debe haber alguien que hable el idioma local.

Este tema, el intérprete, da lugar a muchas quejas. Mejor decirlo claro desde el principio, las empresas quieren un intérprete a precio de azafata. El español es un idioma muy hablado y a veces se consigue, pero no siempre. Es verdad que los precios de los intérpretes que ofrece la feria suelen ser altos. Os recomiendo que contactéis con la Oficina Comercial de España en el país destino, pues suele tener listados de empresas que pueden ofrecer estos servicios. Lo ideal es poder hablar antes con el intérprete que estará en el stand, así se podrá comprobar el nivel del idioma y podremos mandarle antes de la feria información sobre nuestros productos, que le valdrá de mucho para hacerse con el vocabulario necesario.

La traducción de la documentación antes de la feria también es un tema que hay que cuidar, en el caso de libros, se suele recomendar no traducir el libro entero, simplemente la ficha técnica y el primer capítulo, para que el visitante se pueda hacer una idea. En el caso de maquinaria compleja tampoco hay que traducir antes de la feria todo el manual de instrucciones. Pero lo que se traduzca, que esté bien traducido, por favor. Un lenguaje erróneo o un mensaje con faltas puede dañar la imagen de nuestra empresa en este país. Por ello, siempre recomiendo mejor poco y bueno que mucho y malo.

Lo mismo sirve para los posters o vinilos que vayamos a tener en nuestro stand. Este tipo de material ya no es tan caro y, salvo en ciertos países, merece la pena pedir que se elabore en destino antes de pagar el transporte. Si es así, ¿por qué no tener los pósters, vinilos… en chino, tailandés, vietnamita, etc.? Logrará que nuestra empresa resalte por encima de otras empresas internacionales expositoras que normalmente toda la información de su stand la tienen en inglés.

Feria y comunicación están indisolublemente unidas, creo que merece la pena cuidar nuestro mensaje, cuando invertimos en un evento de este tipo de nivel internacional. ¿Qué opináis vosotros?

Latest Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s