ESTAMPA – Preparación de visita como comprador a una feria

Se celebra en Madrid del 25 al 28 de octubre Estampa Arte Múltiple, feria de arte contemporáneo en diversos formatos que siempre me ha gustado mucho. Aunque mi objetivo es una compra particular y no para empresa, la preparación de la feria es exactamente igual para ambos compradores y por ello quería comentarios aquí cómo he preparado mi visita y todas las cosas que he dejado de hacer (y debería haber hecho).

Jose Manuel Ballester – Reina de la noche 2

ACCIONES PREVIAS A LA VISITA A LA FERIA COMO COMPRADOR

1. Qué necesitáis.

Parece obvio, pero es muy importante que tengas muy claro qué estáis buscando y qué características tiene que tener. Como distribuidor, puede ser un producto que os permita completar vuestra oferta. Como productor, puede ser una máquina o software que ayude en la producción. En mi caso específico, tengo una pared en un pasillo sin cuadros ni fotos y donde me gustaría poner algo (un grabado o una foto). Al ser un pasillo, la obra no va a tener mucha perspectiva (mejor algo pequeño) y tampoco es el sitio para detenerse y contemplar el grabado o la foto durante un largo periodo de tiempo (mejor algo sencillo). Además, tengo unas fotos preciosas de mi hijo y quiero ver cómo enmarcan aquí las fotos para coger alguna idea. Es mejor ir a una feria con una idea muy concreta del tipo de producto y las propiedades que queréis que tenga porque a veces hay ofertas en la feria que merece la pena aprovechar.

2. Qué presupuesto tenéis y cuánto debería costar.

Vital, obviamente. Antes de la feria, es bueno hacer una barrida preliminar para ver los precios que se manejan en los productos que estáis buscando. Una vez tengáis esta información, es conveniente saber de antemano el dinero del que se dispone para comprarlo. A veces en la feria encuentras ofertas especiales y es conveniente saber si entran dentro de vuestro presupuesto o no.

3. A quién vas a ver.

Ya sabemos qué queremos, ahora es el momento, antes de la feria, de ver quién hace eso. En eventos muy grandes puede ser interesante concertar una cita antes para tener la certeza de que os van a atender a una hora concreta y no tener que perder tiempo esperando.
Debo confesar, avergonzada, que no he hecho esto. No sé qué expositores venden grabados y fotografías y eso va a hacer que esté más tiempo en la feria que podía haberme ahorrado con una mayor preparación anterior.
También tened en cuenta que los profesionales en las ferias tienen que dedicar un tiempo a ver a clientes o proveedores, por saludar, pero es importante esta labor de “relaciones públicas” y hay que dedicarle también su tiempo.

4. Llevar tarjetas e información sobre tu empresa.

Vale, el principal objetivo de la visita no es vender, pero es un encuentro profesional de vuestro sector y no debéis dejar pasar un contacto potencial por no tener información sobre vuestra empresa. Antes (sí otra vez antes de ir a la feria) mirad el listado de expositores para ver si hay posibles compradores y preparad información sobre los productos de vuestra empresa que penséis que puedan encajar en el idioma del posible comprador (esto gusta mucho).

EL TIEMPO DE VISITA DE UNA FERIA

Con estas actividades previas, ya tienes tres listas:
-Proveedores
-Contactos establecidos
-Compradores potenciales.
¿Cuánto tiempo necesitáis en la feria? Para no andar muy agobiado, os aconsejo que calculéis unos 45 min por contacto. También recomiendo que empecéis por los clientes potenciales, luego proveedores para terminar con los contactos establecidos, porque son, de menos a más, los que, generalmente, van a ocupar más tiempo. Si la feria es muy grande con muchos pabellones y hay que recorrer mucha distancia entre pabellón y pabellón, lo más lógico es agrupar las visitas por pabellones, para no visitar el mismo pabellón varias veces.

MI VISITA A ESTAMPA ARTE MÚLTIPLE

Fotografía Estampa – Paz Jarque

 

 Y ahora que ya he visitado Estampa os contaré mi experiencia y mi impresión de la feria. Me ha parecido que exponían más galerías de fuera de Madrid y el valor de las obras es mayor que en pasadas ediciones, pues vi muchos grabados y cuadros de artistas consolidados. Es una noticia magnífica para la feria, pero no para mí, pues quiere decir que ya no está dirigida a personas con mi presupuesto para obras de arte. Los stands y los pasillos me han parecido un poco serpenteantes y, a veces sin lógica en la distribución, pero al ser una feria de un solo pabellón, el visitante no se sentía perdido. Además, las obras destacaban mucho, no estaban apiñadas y se veían muy bien.
Por la información que he ido leyendo y lo que he visto, puedo comprobar que Estampa es una feria que se mantiene al día con las novedades en el mundo del arte (lo que no es fácil en este sector, donde la innovación y el mercado no siempre van juntos) y en esta edición han puesto especial hincapié en la fotografía y he lamentado perderme la mesa redonda del jueves 25 de octubre por la tarde sobre fotografía y nuevas plataformas, porque parecía muy interesante.
Dicho esto, organizativamente la feria no me ha gustado. Creo que El Matadero es una ubicación perfecta para una feria de arte, infinitamente mejor que IFEMA, pero no parece que las instalaciones estén preparadas para tener una feria. Para empezar, la feria empieza muy tarde comparado con otros sectores (a las 11 en vez de las 10) y  el visitante que llega antes de tiempo se encuentra que hasta la cafetería de El Matadero está cerrada a las 10.30. Las indicaciones para llegar al pabellón de la feria me parecieron insuficientes y estuve a punto de no ver la feria, porque creí que la parte de Design era lo único que había. No vi guardarropa, no digo que no lo hubiera, pero no estaba señalizado o bien visible, al menos para mí. Le pregunté a la chica de prensa si había habilitada una zona de aparcamiento para expositores y me dijo que no lo sabía. Más adelante, un expositor me dijo que sí, pero creo que en recepción el personal debe estar mejor informado sobre los servicios que ofrece la feria. Finalmente, las entradas no son escaneadas, por lo que no sé cómo saben quién visita la feria y quién no. Esto es muy importante para los expositores, ya que si las entradas fueron escaneadas pueden comprobar cuántos de sus clientes potenciales visitaron la feria y cuántos de ellos fueron finalmente a su stand e hicieron pedidos.
Sé que suena manido, pero es así, El Matadero es un marco incomparable para una feria de arte, espero que mejore estos temas prácticos pronto para poder disfrutar de ferias profesionales en sus instalaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s